Menor hondureña muere de Covid en EEUU, su deseo era volver a su patria

Menor hondureña muere de Covid en EEUU, su deseo era volver a su patria

Astrid Galindo, llegó a EEUU junto con su madre; pero el amor de sus abuelos era un vacío que cada día añoraba llenar.

Menor hondureña muere de Covid en EEUU, su deseo era volver a su patria. Imágenes facilitadas por la familia de la menor.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 04-09-2020.12:21 pm.

La menor hondureña de 6 años de edad, Astrid Galindo es la víctima más joven de Covid-19 en Florida, Estados Unidos (EEUU), nación más afectada por el contagio.

Astrid Galindo, llegó a EEUU junto con su madre; pero el amor de sus abuelos era un vacío que cada día añoraba llenar.

Su último deseo, en medio de su agonía, fue regresar a su patria. Su madre Suny Galindo ha solicitado apoyo para repatriar el pequeño cuerpo y cumplir lo que su hija tanto quería.

De acuerdo con relatos de su familia, la menor hondureña presentó fuertes dolores de cabeza que la llevaron de emergencia a un centro asistencial.

La progenitora ha indicado que su hija viajó con ella en el 2019 desde Juticalpa, Olancho, rumbo a Tampa, EEUU, en busca de una vida mejor que en su país no pudieron alcanzar.

“Nadie se imagina eso para sus hijos”, dijo Suny Galindo al recordar que su hija sufrió un derrame cerebral y que fue atendida en el Hospital Johns Hopkins All Children.

Revela que su pequeña poco a poco se iba deteriorando, “sus ojos se estaban inflamando, deteriorando” antes de ser desconectada y perder la vida producto del Covid-19.

“Éramos inseparables, ese vacío nadie lo va a llenar”,  lamentó la madre de la menor hondureña, su única hija por la que luchaba por darle un futuro mejor.

¿COVID-19?

Sobre la enfermedad de su hija indicó que no está de acuerdo con el diagnóstico médico que asegura que la menor murió de Covid-19.

Galindo, indica que es ‘raro’ que nadie de la familia o iglesia a la que acuden esté contagiado y que los médicos nunca le recomendaron realizarse las pruebas.

Asegura que su esposo le dio respiración boca a boca a la menor y hasta el momento no ha sido sometido a ningún test que confirme que está  infectado por el nuevo virus.

Mientras la madre esgrime que la menor hondureña falleció de Covid-19, el forense del condado de Pinellas registró como causa de muerte un edema pulmonar por coronavirus.

Los restos o las cenizas de la víctima más joven del coronavirus en EEUU serán enviados a su tierra, donde añoraba estar.