Victorino Carranza, presidente del gremio de la Micro y la Pequeña Empresa de Honduras ha manifestado que las altas tarifas de los servicios eléctricos en todo país han llevado a que mensualmente unos 3,000 negocios en el Valle de Sula cierren sus operaciones, esto representa de 5,000 a 10,000 empleos perdidos.

Un claro ejemplo de los efectos negativos que tienen las altas tarifas de energía eléctrica sobre la población y los pequeños y medianos empresarios es la de 1804 café, en el Progreso, Yoro. Roberto Rivera, propietario del negocio, con tristeza informó que no podrá cubrir la factura de 31,000 lempiras de la Empresa de Energía Honduras (EEH), Rivera anunció que el próximo 31 de diciembre será el cierre de 1804 café.

En Juticalpa, los pobladores se movilizaron a las calles para protestar por los trancazos a las tarifas de energía eléctrica y los constantes apagones en la zona. En general las consignas de las protestas incluyeron el pésimo servicio de la EEH, los pobladores también salieron en manifestación por el cierre de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

La EEH, se ha vista manchada también por efectuar el cambio de contadores a los abonados de energía eléctrica sin su consentimiento, más de 200 mil contadores han sido cambiados a nivel nacional, sin la aprobación de los usuarios. En el pasado mes de octubre circuló una carta en la EEH obliga a los abonados a realizar el cambio de contador, aunque el usuario no quiera o no lo necesite.

Según denuncias de varios usuarios, después de que sus contadores fueron cambiados los precios de las facturas aumentaron.

Y la cereza del pastel es el cierre de la ENEE, la empresa más rentable del país que será a final del 2018, así lo anunció Jesús Mejía gerente de la empresa estatal de energía, Mejía anunció también el aumento del 18% a la energía eléctrica.