Más de 160 países se unen para garantizar la vacuna contra el Covid-19 a los países pobres

Más de 160 países se unen para garantizar la vacuna contra el Covid-19 a los países pobres

Con el financiamiento se espera 60 por ciento de la población mundial tendría acceso al antídoto, faltando un 40 por ciento que sería el sector más vulnerable. 

Covid-19 países pobres El científico asegura que para ahorrar tiempo no solicitó la aprobación oficial.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 01-09-2020.2:09 pm.

Un total de 165 naciones del mundo se han unido al proyecto denominado Covax y que tiene como objetivo garantizar la vacuna contra el Covid-19 a los países pobres y combatir el contagio.

Son 75 países que ha puesto en marcha iniciaron el programa para buscar el antídoto y que llegue a todas las regiones sin excepción por medio del financiamiento para el desarrollo de la vacuna.

“Las naciones aceptaron compartir el posible éxito de una o varias de esas vacunas con 90 países pobres”, asegura la BBC Mundo en su reporte periodístico.

Con el financiamiento se espera 60 por ciento de la población mundial tendría acceso al antídoto, faltando un 40 por ciento que sería el sector más vulnerable.

‘Para la gran mayoría de los países, ya sea que pueden puedan pagar sus propias dosis o que necesiten asistencia, significa recibir una parte garantizada de la dosis y evitar quedar en el final de fila”, dijo el ejecutivo fundador de Covax, Seth Berkley.

Entre las naciones que se han pronunciado a favor de Covax en Latinoamérica están México, Brasil y Argentina, pero su apoyo no es tan significativo como las potencias mundial, que aún no se integran.

Estados Unidos, China, Rusia y la Unión Europea por el momento han decido no se unirán al proyecto que busca que los 90 países pobres también accedan a la vacuna.

En el mundo son diez dosis que han mostrado resultados prometedores y se encuentran en la fase III de los ensayos clínicos. Se estima que para el 2021 ya se tenga un antídoto.

“Los gobiernos están bajo presión para asegurar suministros para su población de aquellas que tengan éxito. Si los gobiernos compiten, la mayoría de los países podrían quedar fuera”, advirtió la Organización Mundial para la Salud (OMS)