Martin Jenkins, el primer miembro de la Corte Suprema de California que es abiertamente gay

Martin Jenkins, el primer miembro de la Corte Suprema de California que es abiertamente gay

Martin Jenkins de 66 años de edad fue descrito por el comité de abogados que realizó la evaluación como un profesional brillante, ecuánime y compasivo.

El juez Martin Jenkins. Fotografía cortesía del Consejo Judicial de California.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 12-11-2020.6:58 pm.

La Corte Suprema de California confirmó a Martin Jenkins como uno de sus integrantes tras una votación unánime, convirtiéndose en el primer miembro gay abiertamente declarado.

El nombramiento se dio por medio de una comisión integrada por tres profesionales, quienes votaron unánimemente para que el abogado se convirtiera en juez en California.

Martin Jenkins, fue designado por el gobernador Gavin Newson y tras la votación se conviertió en integrante de la Corte Suprema de California, marcando un precedente.

Además de ser el primer juez abiertamente gay es el quinto afroamericano en la historia de la Corte Suprema de California.

De acuerdo con State Bar of California, el designado fue encontrado excepcionalmente bien calificado para el cargo, logrando la calificación más alta de la asociación.

Martin Jenkins de 66 años de edad fue descrito por el comité de abogados que realizó la evaluación como un profesional brillante, ecuánime y compasivo.

¿Quién es Jenkins? Asistió a una escuela católica en San Francisco, luego pasó a la Universidad de Santa Clara y posteriormente a la Universidad de San Francisco donde estudió derecho.

El ahora juez en California es un demócrata que sirvió en el tribunal federal de juicios en San Francisco después de ser nombrado por el presidente Bill Clinton.

En el 2009, se retiró del tribunal y comenzó a trabajar como secretario de nombramientos judiciales de Newson, donde se desempeñará tras la nominación.

“En última instancia, siendo un hombre de fe, sentí que este era un llamado… Nunca, ni una sola vez, ni una sola vez, rechacé una llamada al servicio”, dijo Martin Jenkins.