La tarde de este viernes, Mario David Castellanos, el niño de 12 años, que viaja solo en la caravana de migrantes, fue detenido por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y policías federales en la frontera de México con Guatemala.

“Un policía me agarró y me jalo, me cayo todo (gas lacrimógeno), voy a seguir hasta llegar en el nombre De Dios, me dijeron que me iban a llevar a un albergue”, dijo Mario en una entrevista después de haber sido detenido.

Mario, confesó en una entrevista que decidió viajar solo, y que su madre sabia que iba a emprender ese peligroso viaje.

La caravana de migrantes hondureños, llego la tarde de este viernes a la frontera entre Guatemala y México donde fueron bloqueados por autoridades de migración, quienes cerraron las puertas que conducen hacia el puente de inspección de la frontera.

Los miles de hondureños derribaron los portones del lado guatemalteco de la frontera, que mantuvo detenida la caravana de migrantes por unos momentos, posteriormente se dirigieron al puente de inspección del lado mexicano donde los esperaba un contingente de alrededor de 500 policías federales mexicanos.

Mientras los portones estaban siendo cerrados por las autoridades mexicanas, un gran grupo de migrantes corrió hacia las compuertas para evitar dicha acción, a lo que se formó un combate entre los policías federales y un grupo de migrantes desesperados por cruzar a México, en las imágenes se pueden ver piedras y otros objetos lanzados por los aires.

Según información en ese altercado las autoridades mexicanas detuvieron a Mario.

Noticia en desarrollo.