Maras obligaron a huir a siete mil familias en Chamelecón y Rivera Hernández

El poderío de las maras en Honduras por más de diez años ha obligado a siete mil familias a huir de sus hogares en sectores conocidos por su alta peligrosidad.

Extorsión, pelea de territorio, venta de drogas y otros se han convertido en el yugo de los pobladores de Chamelecón y Rivera Hernández en San Pedro Sula, zona norte de Honduras.

Se estima que la mayor migración de ciudadanos se reportó del 2010 a 2014, supuesto auge de las maras en el sector.

El desplazamiento forzado de Honduras registró en el 2018 un incremento del 57 por ciento, según estadísticas del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (Conadeh).

De acuerdo con el Conadeh, en el 2018 más de dos mil personas fueron obligadas a abandonar sus viviendas por la extorsión y otros.