El expresidente y líder de oposición, Manuel Zelaya Rosales, le recordó a la clase obrera que cuando ostentó el poder defendió sus derechos.

Lo anterior, durante su participación tras la marcha del Día del Trabajador que concluyó en el centro de Tegucigalpa.

“Los he acompañado durante los últimos 20 años a todas las manifestaciones. Los defendí cuando fue presidente de la República”, dijo el exgobernante entre aplausos.

Enfatizó que durante su periodo presidencial andaba sin guardaespaldas, confiado del respaldo del pueblo.

“Nunca tuve un carro blindado en Casa Presidencial y la gente me saludaba en la calle como un ciudadano”, agregó.

REVOLUCIÓN

Sobre el proceso de revolución en Honduras, dijo que es inevitable sacar del poder a Juan Orlando Hernández.

“La revolución es inevitable en Honduras, para sacar al tirano, al dictador y al sistema de la dictadura que nos oprime… Tiene que haber un socialismo en Honduras o no habrá nada”, apuntó Zelaya

Recordó que solo con un proceso de insurrección se podrá sacar al opresor del poder.

“Vamos al paro nacional… La revolución está en camino, vamos a la insurrección popular en Honduras”, puntualizó.