Madre causa revuelo al confesar que confisca los celulares de sus hijos: “Yo pago el Internet”

Madre causa revuelo al confesar que confisca los celulares de sus hijos: “Yo pago el Internet”

Las opiniones de los usuarios están divididas, unos apoyan a la madre por cuidar lo que hacen sus hijos y otros la acusan de invadir su privacidad.

revuelo al confesar que confisca los celulares de sus hijos Imágenes vía redes sociales.
  • Jacqueline Alvarenga | 28-11-2022.5:08 pm.

EEUU.- Una madre ha causado revuelo al confesar que confisca los celulares de sus hijos esporádicamente y de sorpresa para revisar qué es lo que ven en el transcurso del día.

Su revelación ha generado una ola de comentarios entre las personas que están de acuerdo con ella y los que están en contra, viralizando su historia.

Los que apoyan a la madre con su decisión de confiscar los celulares aseguran que es una excelente medida para mantener a los hijos alejados de mal contenido en las redes.

Por su parte, los críticos han calificado la acción de la madre como una invasión a la privacidad de sus hijos adolescentes y que no confía en ellos, l oque significa que ha hecho un mal trabajo como madre.

Laura Muse, se defiende asegurando que quien paga el internet y los móviles es ella; lo que le da la potestad de revisar lo que ellos ven.

“Sus celulares son míos, yo pago. Puedo revisarlos cuando yo quiera… La gente piensa que es una falta de respeto o invasión a la privacidad, pero así es como yo hago las cosas”, dijo en un video de TikTok.

La madre confesó que revisaba los celulares para medir la salud mental de sus hijos, ya que ella es una profesional de la psicología.

Esta madre de 42 años relata que sus vástagos tuvieron sus primeros celulares a los 11 años de edad y desde entonces les vigila. Al principio las inspecciones eran sorpresa de forma semanal.

Asegura que ahora las revisiones a los celulares de sus hijos son más esporádicas, pero también de sorpresa. La madre asegura que su acción es para proteger a sus hijos de situaciones peligrosas.