Luego de ocultarlo toda una vida, un abuelo de 90 años confiesa que es homosexual

Luego de ocultarlo toda una vida, un abuelo de 90 años confiesa que es homosexual

“Soy gay, lo he dicho y soy libre”, escribió el anciano en su cuenta de Facebook. “No sé como no podría ser feliz por el resto de mi vida”.

Abuelo de 90 se declara gay Kenneth Felts/ Facebook
Daniel Umanzor
  • Daniel Umanzor | 13-08-2020.2:42 pm.

Kenneth Felts, un hombre estadounidense de 90 años ha tomado un gran paso en su vida y ha confesado a su hija, a sus familiares y amigos que es homosexual. A través de cuenta de Facebook el anciano compartió una emotiva publicación que se ha viralizado en las redes.

Mientras estuvo encerrado durante la pandemia Felts comenzó a escribir unas memorias sobre sus 90 años de vida, sin embargo, a medida que escribía rápidamente se dio cuenta de que la historia de su vida no estaría completa si compartía el secreto que desde los 12 años mantuvo oculto.

Felts vive en Arvada Colorado y asegura que desde que cumplió 12 años sabe que es homosexual, pero que tomó la decisión de ocultar su preferencia sexual porque el tuvo que crecer durante una época en la que la homosexualidad era desaprobada, un tabú e ilegal y su familia era devota de la religión cristiana y le habían enseñado que eso era pecado.

“Solo sabía que si contaba que era gay, probablemente me iría al infierno”, le dijo Felts en una entrevista con CNN. “Iba a llevarme (mi secreto) a la tumba”.

Es por eso que los siguientes años, Felts decidió vivir su vida como un heterosexual. Entro a la Marina del Ejército de EEUU y fue desplegado en la Guerra de Corea, posteriormente regresó y entró a la universidad.

A finales de 1950, Felts se mudó a Long Beach, California donde trabajó en una empresa de crédito minorista. Allí fue donde conoció a Phillip Jones, a quien en su autobiografía describe cómo su único amor verdadero.

“Cuando lo conocí, yo todavía era heterosexual y por eso no había anticipado el hecho de abrirme”, dijo Felts.

Ritchie Torres busca ser el primer afrolatino gay en llegar al Congreso

“El fue quien me sacó y me hizo darme cuenta de que teníamos potencial juntos”, agregó.  Ambos comenzaron a salir y decidieron mudarse juntos. “Cuando vivía con Phillip en California, la homosexualidad en sí misma era ilegal”, cuenta Felts, y dice que “era un delito grave, no podíamos tomarnos de las manos ni nada por el estilo. Te arrestaban por exhibir tal comportamiento. Una vez que ibas a la corte, tu información se difundía por toda la ciudad y perdías a tus amigos, a tu familia”.

Ante la presión por la sociedad que consideraba ser homosexual un crimen, Felts decidió dejar Jones y terminó su relación.

“Renuncié a m trabajo, empaque mis cosas y volví a casa”, contó el anciano. “Phillip me escribió dos o tres cartas después de eso. En la última carta, dijo ‘Si no respondes a esta carta, no te molestaré más” Felts dijo que no había respondido a “ninguna de sus cartas” para él fue un “gran error”.

Luego de dejar a Phillip, Felts dice que ocultó su sexualidad una vez más y creo un alter ego llamado ‘Larry’, para poder manejar sus dos vidas.

Tres ancianos de una misma familia en Miami le ganaron la batalla al coronavirus

“Larry era mi lado gay y yo, Ken, era la persona normal y heterosexual “, contó.

Posteriormete Felts conoció a una joven en el grupo de jóvenes de su iglesia. Se casaron y tuvieron una hija, y se divorciaron en 1980. Felts seguía pensando en Phillip y discretamente iba a una biblioteca donde revisaba las guías telefónicas en busca del nombre Phillip J.

“Llamé a todos los Phillip J allí y nunca pude localizarlo. Moriré arrepintiéndome siempre de haber dejado a Phillip, pero espero que me haya perdonado”.

“Soy gay, lo he dicho y soy libre”, escribió en la publicación. “No sé como no podría ser feliz por el resto de mi vida”.