Los cuatro presidentes estadounidenses que rompieron la tradición al no asistir a la inauguración

Los cuatro presidentes estadounidenses que rompieron la tradición al no asistir a la inauguración

Con la decisión de Trump de no asistir a la inauguración, son cuatro gobernantes que hicieron el anuncio y lo cumplieron a cabalidad.

asistir a la inauguración
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 20-01-2021.12:16 pm.

El expresidente Donald Trump no fue el único en la historia democrática que se negó a asistir a la inauguración presidencial, pero sí es el primero en romper la tradición en 152 años.

Desde 1869, cuando Andrew Johnson no formó parte del acto conmemorativo y considerado uno de los más importantes de la historia de la nación norteamericana.

Con la decisión de Trump de no asistir a la inauguración, son cuatro gobernantes que hicieron el anuncio y lo cumplieron a cabalidad.

De acuerdo a la Asociación Histórica de la Casa Blanca, además de Trump (2017-2021) y Johnson  (1865-1869) figuran John Adams (1797-1801); John Quincy Adams (1825-1829).

‘A todos los que me han preguntado, no iré a la inauguración el 20 de enero’, escribió  dos semana antes de la inauguración presidencial.

La negativa del exgobernante de asistir al importante evento se deriva de la constante rivalidad con Biden, reflejada en las denuncias de fraude electoral.

Desde septiembre del 2019, el exmandatario arremetió contra el sistema electoral estadounidense al asegurar que el voto adelantado era una herramienta para falsear los resultados.

Estas diferencias, entre otras declaraciones avizoraban que el exjefe de estado no estaría dispuesto a participar en la toma de posesión de su rival y quien le arrebató la presidencia con un marcado margen.

Según la historia, los otros tres exgobernantes también tuvieron sus razones de no asistir a la inauguración:

John Adams, fue el primero en tomar la decisión, luego de una derrota contra su oponente Thomas Jefferson.

Cita la historia que Adams buscó un segundo mandato, pero además de temer un poderoso contrincante no contaba con el voto popular.

El segundo en seguir los pasos de Adams fue John Quincy Adams, quien decidió de no asistir a la inauguración presidencial por un rencor electoral contra Andrew Jackson.

John Quincy Adams se enfrentó con Jackson en un proceso electoral en el cual ninguno de los dos logró la mayoría para convertirse en presidente y la decisión la tomó el Cámara de Representantes.

Lo anterior, generó rencores políticos y Andrew Jackson  buscó un revancha, logrando arrebatarle la presidencia y así obligarlo a no asistir a la inauguración.

El tercero en no participar del importante evento fue Andrew Johnson, quien era vicepresidente y  asumió el cargo después del asesinato del presidente Abraham Lincoln en 1865.

Johnson, se negó ha formar parte de la inauguración a pesar que Ulisses S. Grant ganó contundentemente.