El periodista internacional Jorge Ramos, llego este día a la ciudad mexicana de Tapachula en el estado de Chiapas, donde centenares de migrantes hondureños recorrían las calles con destino a Estados Unidos.

“De morir en Honduras mejor morir en este país” dijo un migrante que empujaba un coche al ser entrevistado por el periodista.

Ramos converso con dos niños hondureños que iban acompañados de sus padres, los pequeños comentaban que ellos querían llegar a Estados Unidos porque “es bonito”, también manifestaron que quería irse hacia el país norte americano porque “en Honduras no hay trabajo”.

Los migrantes tienen un largo camino para recorrer, unos se dirigen hacia Tijuana, mientras que otros van con destino a la frontera de México con el estado de Texas.

Jorge Ramos ha dado una cobertura intensa a la caravana de migrantes que se dirige a Estados Unidos, es de los principales críticos latinoamericanos del gobierno de Donald Trump.