Una doctora demostró que tienen arraigada su vocación por salvar vidas luego que un ladrón la asaltara y segundos después evitara su muerte.

El suceso se registró en Tucumán al noroeste de Argentina, cuando dos asaltantes le arrebataron la cartera y luego tuvieron un accidente, resultando uno de ellos heridos.

La profesional de la Medicina no dudo en ayudar al herido y a su compañero cuando los pobladores quisieron lincharlos y ella lo evitó.

A pesar de la buena acción de la doctora el hombre la amenazó antes de ser detenido por la policía, asegurándole que conocía su casa.

La respuesta de la doctora de 50 años fue aún más sorprendente al decirle: “Soy católica, y creo en las segundas oportunidades”.

Los delincuentes fueron trasladados a una estación policial para responder judicialmente por el asalto.