La presencia de Donald Trump en SNL le dio ratings sin precedentes


Estados Unidos. El precandidato republicano a la presidencia de EEUU fue anfitrión del programa que se emitió por la cadena NCB y utilizó el espacio para hacer chistes acerca de la campaña y sus promesas.

El multimillonario Donald Trump aprovechó su monólogo de apertura en Saturday Night Live para hacer chistes acerca de la propuesta de un grupo de defensa de los hispanos que había ofrecido una recompensa de USD 5.000 para cualquier persona que lo interrumpa y lo llame “racista” durante ese espacio.

“Eres un racista!”, le gritaron, pero resultó ser de comediante Larry David, quien co-produjo “Seinfeld”. “¿Quién diablos es? Yo sabía que esto iba a suceder”, respondió Trump en lo que era claramente una escena armada. “¿Quién es ese?”, preguntó, a lo que David le respondió: “Escuché que si le gritaba que me darían USD 5.000″.

“Sé como recibir una broma”, reconoció Trump al momento que aparecieron dos “doble” que comenzaron a hacer chistes sobre él.

Durante todo el programa, el precandidato republicano utilizó el humor para poder mostrar sus propuestas de una manera exagerada, y destacar su personalidad. Además, en varios pasajes hizo referencia a sus rivales.

En el sketch Trump 2018, en el que se lo puede ver al multimillonario como presidente de los Estados Unidos, bromearon acerca de la situación en Siria con el Estado Islámico, con Vladimir Putin en Rusia, y recibió a Enrique, el presidente de México, quien le llevó “el cheque para el muro”, haciendo alusión a la cerca de separación que dijo el empresario que construiría en la frontera con el país vecino del sur en caso de ser electo para evitar la inmigración ilegal.

En otro pasaje del programa, el precandidato republicano participó de un “anuncio de campaña” que era protagonizado por dos prostitutas.