La tragedia de miles de familias por Eta y la negligencia estatal por la ambición de “impulsar el turismo”

La tragedia de miles de familias por Eta y la negligencia estatal por la ambición de “impulsar el turismo”

Un feriado de tres días continuaba siendo prioridad a pesar de los llamados de advertencia por las precipitaciones y vientos que dejaría el fenómeno natural. 

La tragedia de miles de familias por Eta y la negligencia estatal por la ambición de “impulsar el turismo” Imágenes de las Redes Sociales. / Una familia en el techo de su vivienda pidiendo ayuda. Juan Orlando Hernández en conferencia de prensa pidiendo evacuar en dos horas.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 06-11-2020.10:02 am.

Las imágenes de la tragedia que viven miles de familias por la tormenta Eta en Honduras han circulado en las redes sociales. El dolor del pueblo hondureño por la negligencia estatal no solo ha dejado daños materiales, son más de diez vidas humanas que hasta ahora ha cobrado el fenómeno natural.

Mientras el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (EEUU) alertaba el 31 de octubre del peligro que representaba del huracán Eta para la región centroamericana, las autoridades hondureñas ‘impulsaban el turismo’ en un asueto nacional.

Un feriado de tres días continuaba siendo prioridad a pesar de los llamados de advertencia por las precipitaciones y vientos que dejaría el fenómeno natural no solo en Honduras, y que tenían el objetivo de evitar la tragedia que hoy vive la nación centroamericana.

Pero a más de 24 horas de los llamados del ente estadounidense, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) continuaba promoviendo el 2 de noviembre el feriado nacional que fue cancelado a última hora.

Desde el 3 de noviembre en Honduras se empezaban a sentir los efectos del huracán Eta que ni había tocado tierra.

Inundaciones y algunos derrumbes eran aviso de la tragedia que estaba por venir, obligando al gobierno a cancelar el feriado sin tomar medidas mitigación ni contingencia.

 

Mientras Nicaragua y El Salvador evacuaban a su gente, en Honduras comenzaban a entender lo qué implicaría la tormenta, pero ya era demasiado tarde para rectificar y evitar los efectos que hoy se lamentan.

Las alertas nacionales y las evacuaciones no se realizaron, poniendo en peligro a miles de ciudadanos que hoy se encuentran atrapados e incomunicados en distintas regiones de la zona norte.

Se estima que la tormenta Eta en Honduras dejó al menos diez muertos, barrios inundados y daños materiales incalculables que harán mella a los menos favorecidos.

La  falta de reacción del Poder Ejecutivo hondureño fue tal que hasta el jueves por el mediodía se refirió en cadena nacional, pidiéndole a la población evacuar en dos horas por las crecidas de ríos que dejarían anegaciones en distintas regiones, pero la tragedia ya era un hecho.

La comparecencia del gobernante provocó la indignación de los ciudadanos, quienes han esgrimido fuertemente en las redes sociales la falta de respuesta y lo responsabilizan por las muertes que ha dejado Eta a nivel nacional.