El Ministerio Público (MP) de Honduras calificó como delicado y complejo el proceso investigativo de la majestuosa construcción que se desarrolla en el Parque Nacional La Tigra y que dejaría al Distrito Central con graves problemas por la escasez del agua.

De acuerdo con la vocera de la Fiscalía, Lorena Cálix, no pueden dar un tiempo específico para determinar si existe deterioro ambiental en la región.

“No estamos en condición de dar un tiempo en específico para dar una respuesta y es por lo delicado, complejo y responsable con que se tienen que investigar estos hechos”, dijo la personera del MP, mientras la población exige se detenga la construcción.

Cálix, aseveró que con el decomiso de los documentos que detallan el proyecto se inicia un proceso para llegar a la verdad y determinar si existen imputaciones penales por los daños ambientales que representaría la majestuosa obra residencial.

“Técnicamente estamos haciendo lo que corresponde con el propósito de llegar a la verdad, es decir si hay o no imputaciones de tipo penal que hacer, individualizar estas conductas y sobre todo si en efecto está en precario o no el deterioro ambiental de una zona tan importante como es la montaña de La Tigra”, apuntó la funcionaria.

PODRÍA INTERESARLE: Investigan cuatro proyectos habitacionales cercanos a incendios forestales

Mientras el MP pide tiempo a la población para determinar si existe o no deterioro ambiental, la construcción continúa, argumentando que se cuenta con los permisos correspondientes.

“Seguirá su curso tal cual planificado, porque cuenta con los permisos necesarios para la ejecución y se trabaja en la primera etapa denominada Vecindario Central”, dijo el ingeniero a cargo.

Son 500 manzanas en las cuales se construirán 1,800 residenciales, 29 centros comerciales, un hotel de montaña y un club ecuestre.

El Distrito Central vive una escasez de agua ante la falta de lluvia y la baja producción del vital líquido que han dejado incendios forestales.