Alexandria Ocasio-Cortéz, boricua nacida en el Bronx, podría ser la legisladora federal, por el Partido Demócrata, más joven del país. Además, se convertiría en la nueva voz de los boricuas en el Congreso. Con apenas 29 años de edad, venció a Joseph Crowley en las primarias. Crowley se perfilaba como futuro candidato a ‘speaker’.

En el mejor de los casos, Ocasio-Cortéz sería la cuarta persona, que se describe como puertorriqueña, con plenos derechos en la Cámara baja.  Además, después de Nydia Velázquez (Nueva York), elegida por vez primera en 1992, sería solo la segunda mujer boricua en alcanzar un escaño con plenos derechos en el Congreso.

Ocasio-Cortéz transmite un mensaje un poco más a la izquierda de lo que tradicionalmente espera Estados Unidos y la colectividad política. Al igual que Bernie Sanders, promueve el concepto de ‘socialismo democrático’. Algunas de las iniciativas a las que se refiere este concepto es la gratuidad de la educación universitaria y un plan de salud para todos los ciudadanos estadounidenses. También cree que es momento de comenzar el proceso de destitución  contra Trump.


En relación con la situación que atraviesa Puerto Rico, Ocasio-Cortéz abogará por un Plan Marshall para reconstruir la isla . Además, busca un verdadero proceso de autodeterminación política. Con estas propuestas, Alexandria demuestra estar del lado de quienes necesitan ayuda.

Podríamos describirla de mil maneras, pero que mejor le queda es: rompió el molde y los estereotipos. A pesar de que Estados Unidos es un país aficionado a las historias de sueños alcanzados, no esperaban que una joven latina le ganara el puesto a uno de los parlamentarios más influyentes y respetados del país.  Lo que da más realce  Ocasio-Ortez es la actual situación de los latinos en Estados Unidos.

“La elección de Ocasio-Cortéz representaría no sólo un logro para los boricuas de la diáspora, sino que además forma parte de una tendencia importante que hemos visto en este ciclo electoral. Muchas candidatas y candidatos representan la diversidad que vivimos en nuestras comunidades, y además representan los valores de las familias trabajadoras, y proyectan una visión de justicia social”, indicó Héctor Figueroa, presidente del sindicato 32BJ y portavoz del grupo “Vamos4Puerto Rico”.