La Lima en insurrección por mal manejo de casos de coronavirus en Honduras

La Lima en insurrección por mal manejo de casos de coronavirus en Honduras

El alcalde pide organizarse para evitar el ingreso de personas contagiadas que no sean del municipio.

Avatar
  • notibomba | 21-03-2020.7:55 am.

El alcalde de La Lima, Cortés, Santiago Motiño, hizo un llamado a sus pobladores a mantenerse alerta ante el intento del régimen orlandista de trasladar al municipio a personas infectadas del coronavirus sin las medidas ni insumos necesarios.

A través de una transmisión en las redes sociales y en los medios locales, el edil denunció al gobierno por la decisión de llevar a la región varios contagiados que no son provenientes o no viven en La Lima.

“Llamo al pueblo de la Lima a que nos pongamos insurrectos”, dijo Motiño obre información de primera mano que lo alerta que el titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Gabriel Rubí, busca llevar a la zona a los contagiados, poniendo en peligro sus vidas.

Ante la situación, el alcalde acompañado por un grupo de colaboradores, exhortó a la unidad, ha poner obstáculos para evitar que entren los ciudadanos a La Lima y evitar el abuso del régimen orlandista.

“Hoy entra un vuelo chárter que vienen infectados de coronavirus”, dijo referente a la llegada de inmigrantes hondureños deportados de los EEUU y que serían trasladados a La Lima para mantenerlos aislados.

Instó a sus ciudadanos a organizarse, a formar barricadas, a poner obstáculos en la carretera para no permitir el ingreso.

Además, señaló que de comprobarse que alguno de los que vienen en el vuelo son de La Lima están dispuestos a recibirlo y ser solidarios, pero que no permitirán ser “patio trasero de ningún municipio”.

Motiño, denunció hace dos días que maquilas obligaban a sus empleados a trabajar a pesar de la ordenanza del gobierno y entes internacionales sobre el aislamiento para evitar la propagación.

En tono contundente hizo referencia a las malas condiciones con que son atendidos en Tegucigalpa los casos, dejándolos a la intemperie en la Villa Olímpica, arriesgando a los pobladores.