130830dea

Los dos sobrinos de la esposa del presidente venezolano Nicolás Maduro deberán presentarse ahora ante una corte federal de Manhattan.

La acusación sostiene que los dos participaron en octubre en reuniones en Venezuela que se relacionan con un embarque de cocaína que fue enviado a Estados Unidos a través de Honduras.

Ambos son sobrinos de Cilia Flores, la esposa de Maduro, y fueron arrestados en Haití y llevados a Nueva York el martes.

Efraín es especialmente cercano a la familia, porque fue criado en la casa del matimonio presidencial tras la muerte de su madre, hermana de la Primera Dama venezolana.

La noticia, que tuvo amplia repercusión en la prensa internacional, es un escándalo para la pareja presidencial, justo cuando se acercan las reñidas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, en las que por primera vez en muchos años la oposición llega como favorita en las encuestas.

Celia Flores incluso es candidata por el Partido Socialista Unidos (PSUV) a ocupar un asiento en la Asamblea Nacional.

Repudio de Maduro

El presidente de Venezuela no se ha referido en forma directa al escándo. Optó, sin embargo, por denunciar un ataque “imperialista” contra su gobierno.

“La Patria seguirá su Camino, ni ataques, ni emboscadas imperiales, podrán con el Pueblo de los Libertadores, tenemos un solo destino..Vencer….”, escribió Maduro en su cuenta de Twitter @NicolasMaduro, en lo que pareció ser su primera referencia pública a la detención de sus parientes.