La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) emitió este lunes un comunicado para justificar las acciones de represión que se registraron en Choluteca y Tegucigalpa.

En el documento, el régimen califica las manifestaciones como una “jornada de protestas violentas, enfrentamientos con la autoridad y daños a la propiedad pública y privada”.

Asimismo, aseguran que los protestantes lanzaron piedras, palos, bombas molotov, botellas y otras.

Docentes, médicos y estudiantes realizaron a nivel nacional movilizaciones en contra de la privatización de la salud y educación.

La dirigencia informó que de ratificarse la aprobación de los dictámenes convocarán a un paro nacional de 24 horas.