La contaminación del aire mata a más personas que fumar, dicen los científicos

La contaminación del aire está matando a más personas cada año que fumar, según una investigación publicada el martes que pidió medidas urgentes para detener la quema de combustibles fósiles.

Investigadores en Alemania y Chipre estimaron que la contaminación del aire causó 8,8 millones de muertes adicionales en 2015, casi el doble de los 4,5 millones estimados anteriormente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que fumar mata a unos 7 millones de personas al año en todo el mundo.

Los investigadores descubrieron que en Europa, el enfoque clave de la investigación de la Sociedad Europea de Cardiología, la contaminación del aire causó aproximadamente 790,000 muertes, entre 40 y 80 por ciento de ellas por enfermedades cardiovasculares como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

“Dado que la mayoría de las partículas y otros contaminantes del aire en Europa provienen de la quema de combustibles fósiles, necesitamos cambiar a otras fuentes para generar energía de manera urgente”, dijo el coautor del artículo, el Prof. Jos Lelieveld, del Instituto Max-Plank para Química en Maguncia y en el Instituto de Chipre Nicosia, Chipre.

“Cuando usamos energía limpia y renovable, no solo estamos cumpliendo con el Acuerdo de París para mitigar los efectos del cambio climático, también podríamos reducir las tasas de mortalidad relacionadas con la contaminación del aire en Europa hasta en un 55 por ciento”.

El estudio, publicado en el European Heart Journal, se centró en el ozono y las partículas de contaminación más pequeñas, conocidas como PM2.5, que son particularmente dañinas para la salud, ya que pueden penetrar en los pulmones e incluso pueden ingresar a la sangre.

Los investigadores dijeron que los nuevos datos indicaban que el impacto peligroso para la salud de la PM2.5, la principal causa de enfermedades respiratorias y cardiovasculares, era mucho peor de lo que se pensaba.

Instaron a una reducción en el límite superior de PM2.5 en la Unión Europea, que actualmente se establece en 25 microgramos por metro cúbico, 2,5 veces más alto que la directriz de la OMS.

“En Europa, el valor máximo permisible (…) es demasiado alto”, dijo Lelieveld y el coautor, el profesor Thomas Munzel, del Departamento de Cardiología del Centro Médico Universitario de Maguncia en Alemania, en una declaración conjunta.

“En los Estados Unidos, Australia y Canadá, la guía de la OMS se toma como base para la legislación, que también es necesaria en la UE”.

En todo el mundo, la contaminación del aire causó 120 muertes adicionales en cada 100,000 personas por año, con muertes en partes de Europa a una tasa aún mayor de hasta 200 en 100,000.

“Para poner esto en perspectiva, esto significa que la contaminación del aire causa más muertes adicionales al año que fumar tabaco”, dijo Munzel.

“Fumar es evitable, pero la contaminación del aire no lo es”.

Con información de Thomson Reuters Foundation.