Julian Assange se fundió en un abrazo con su esposa y su padre tras ser un hombre libre

Julian Assange se fundió en un abrazo con su esposa y su padre tras ser un hombre libre

Las conmovedoras imágenes del periodista que enfrentó a EEUU, revelando secretos con documentos clasificados, llegó a Australia tras aceptar su culpabilidad.

Julian Assange se fundió en un abrazo con su esposa y padre tras ser un hombre libre Imágenes cortesía.
  • Jacqueline Alvarenga | 26-06-2024.10:33 am.

El periodista y fundador de WikiLeaks, Julian Assange, se fundió en un abrazo con su esposa y padre tras pisar por primera vez, después de 12 años, el suelo de su país de origen, Australia.

La libertad sorpresiva del australiano se dio el lunes cuando aceptó la culpabilidad de uno de los delitos por el que se le acusaba; llegando a un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos (EEUU).

Assange tras quedar en libertad no ha brindado declaraciones a la prensa, aunque no se ha confirmado, al parecer uno de los convenios es mantenerse alejado de la prensa.

En los videos publicados por las agencias noticiosas se ve al periodista fundirse en un abrazo con su esposa para luego abrazar a su padre, quienes lo esperaban en el aeropuerto de Canberra, capital de la nación que no veía hace más de una década.

Al momento del aterrizaje, varios partidarios del comunicador estallaron en aplausos, celebrando la libertad del hombre que desafío al gobierno estadounidense, revelando secretos por medio de la publicación de documentos clasificados.

Las imágenes conmovedoras de la libertad de Assange se han viralizado y convertido en un ejemplo de resiliencia que tuvo un final feliz y justo, según destacan personalidades y ciudadanos a nivel mundial.

Por si parte, la esposa de Julian tras fundirse en un abrazo con su esposo, habló ante la prensa, asegurando que necesitan recuperarse del proceso.

“Les pido por favor, que nos den espacio, que nos den privacidad, que nos dejen, que encontremos nuestro lugar, que permitan que nuestra familia sea una familia antes de que él pueda volver a hablar en el momento que elija“, dijo su esposa, Stella con lágrimas de emoción en sus ojos.