Juan Orlando Hernández se defiende: “Esto es una venganza de los narcos extraditados”

El presidente de Honduras Juan Orlando Hernández dio una conferencia de prensa a los medios de comunicación locales para referirse al escandalo internacional en donde lo señalan en un juicio en Estados Unidos como conspirador para el tráfico de drogas junto a su hermano Antonio “Tony” Hernández Alvarado.

  Juan Orlando Hernández negó haber recibido dinero de los narcos para su campaña política y calificó como “perversas y falsas” acusaciones del traficante de drogas, identificado como Alexander Ardón, enjuiciado en una corte de Nueva York.

 “Niego categóricamente las perversas y falsas acusaciones que realiza el traficante de drogas, identificado como Alexander Ardón por la cadena Univisión”, dijo Hernández en comparecencia en Casa de Gobierno.

“Esto debemos ponerlo en el verdadero contexto, si bien es cierto es un documento que se somet​ió ante un juez, de lo que verdaderamente se trata es de las declaraciones como testigo de un narcotraficante en un caso que no está relacionado directamente con mi persona”.

“Eso se debe a que se ha sentido afectado por las decisiones tomadas durante mi Gobierno como la extradición, la incautación de bienes, entre otras”, agregó.

Hernández señaló, “todos los hondureños saben que hemos liderado una batalla sin precedentes para liberar al país del control de los narcotraficantes, trabajando en una alianza efectiva y cercana con el Gobierno de los Estados Unidos y otros países”. 

“Desde antes de ser Presidente apoyé y lideré la lucha contra la criminalidad, gracias a mi gestión se aprobó la extradición y varias leyes contra el crimen, como la ley contra lavado de activos y la ley de privación de dominios, además impulsé la depuración policial y el fortalecimiento de las agencias de seguridad, algo a lo que los líderes de la oposición siempre se han opuesto”, manifestó.

“Lo que está ocurriendo es un ataque con afán de venganza, lo repito: una venganza que buscan los narcotraficantes contra el único presidente que ha hecho lo que se tenía que hacer, es lógico esperar la reacción de los narcotraficantes tratando de evitar que sigamos con nuestra lucha”.

“Pueblo hondureño, estas campañas no son más ni menos que una represalia ante todas las medidas que hemos tomado en contra del narcotráfico, especialmente la extradición. La reacción viene de los narcotraficantes, sus asociados y sus aliados políticos”, señaló.

 “Las acusaciones infundadas y sin pruebas que circulan son parte de una conspiración contra mi gobierno y las acciones anticrimen que yo lidero, estas acusaciones falsas son generadas por las mismas personas que están guardando prisión y cuyos bienes mal habidos han sido incautados como consecuencia de las medidas que mi Gobierno ha tomado en contra del crimen organizado”.

“No vamos a aceptar que fuentes no oficiales, anónimas y que están siendo juzgadas, tratando de bajar sus condenas, desprestigien todo el trabajo que hemos hecho y que tanto nos ha costado”, recalcó.

Sobre el narcotraficante Alexander Ardón quien esta cooperando con la fiscalía de EEUU dijo, “le negué la posibilidad de formar parte de mi movimiento político cuando el buscaba la reelección como alcalde de El Paraíso en el año 2012”.

“Además se vio directamente afectado por decisiones de mi gobierno relacionadas con la extradición e incautación de bienes, e incluso, también durante mi gobierno me encargue de separar de su cargo a su hermano, Hugo Ardon como director del Fondo Vial en el 2015 y ordene cerrar definitivamente esa institución”. 

“Yo lo dije en aquel momento, que sabía que iban a haber consecuencias y estoy seguro de que vendrán más ataques y conspiraciones. Gracias a Dios que las represalias son en mi contra y no como sucedió en otros países que también iniciaron esta lucha contra la criminalidad. Yo decidí asumir ese riesgo porque estoy preparado, no tengo temor y voy a seguir en la lucha a favor de la gente honesta de este país”.

“No tengo temor y no voy a retroceder ni un milímetro en mi lucha contra los narcotraficantes y otros criminales, si eso es lo que tratan de hacer están muy equivocados conmigo, hare lo que tenga que hacer para combatir a los criminales”.

“Hago un llamado a los buenos hondureños, que vean que de esta situación se quieren aprovechar políticos sin escrúpulos y otros vinculados al narcotráfico, políticos que se han beneficiado de esa actividad criminal, que quieren que abandonemos esta noble lucha, pero no nos van a detener”.

“Este es el momento de saber quién es quien, no olvidar quienes aprobamos la extradición y quienes siempre estuvieron en contra de ella y coludidos con los Criminales”.

“En todas las medidas que tomamos para fortalecer la seguridad y para aprobar la extradición, hay un patrón, Mel Zelaya, Nasralla, policías depurados, Maras, pandillas y narcos extraditados han coincidido en su posición contra todo el combate de la criminalidad”.

“Se los digo a estos criminales, a sus aliados políticos nacionales e internacionales, estoy firme en mi lucha, no me van a detener, no voy a retroceder. Al contrario, voy a endurecer cada una de las acciones que hemos tomado, contra la narcoactividad, ese es mi compromiso”, recalcó.