Juan Orlando Hernández a través de un comunicado, informó el cierre de la frontera entre Honduras y Guatemala en el punto fronterizo de Agua Caliente.

Esta determinación del gobierno es una violación a la constitución de la republica que en su articulo 81 dice, “Toda persona tiene el derecho a circular libremente, salir, entrar y permanecer en el territorio nacional”.

El régimen de Hernández justifica esta ilegal acción con el argumento que por “salvaguardad la vida e integridad física de los ciudadanos nacionales y extranjeros “.

El día de ayer hubo represión por parte de los cuerpos policiales en contra de la población hondureña que quiere huir del país debido a la falta de oportunidades, inseguridad y corrupción.

Esta acción se debe a que miles de hondureños están saliendo a diario por los puntos fronterizos buscando alcanzar la caravana de migrantes que esta en frontera entre México y Guatemala.

Video del momento que hondureños rompen el cerco policial en la frontera Agua Caliente.