Un joven de 28 años tomó la fatal decisión de quitarse la vida luego que no pudo superar una separación amorosa y cayó en una profunda depresión.

La víctima fue identificada como Windel Amador Cruz, quien se colgó con su propia camisa.

Familiares encontraron el cadáver del joven en una de las habitaciones de la vivienda, ubicada en el sector Inmaculada Concepción en Choluteca.

Honduras, se encuentra entre los países con alta tasa de mortalidad juvenil, con un incremento del 20 por ciento de los homicidios.