Joven ecuatoriana crea una escuela improvisada bajo un árbol para aquellos niños que no tienen internet

Joven ecuatoriana crea una escuela improvisada bajo un árbol para aquellos niños que no tienen internet

Unos 40 niños de uno de los barrios más pobres de Guayaquil donde no hay acceso a internet asisten a las clases impartidas bajo el gran árbol

escuela bajo un árbol Foto: Reuters
Daniel Umanzor
  • Daniel Umanzor | 15-07-2020.1:56 pm.

Denisse Toala, una adolescente de 16 años, tomó la iniciativa de instalar una escuela improvisada bajo un árbol en uno de los barrios más pobres de la ciudad de Guayaquil en Ecuador. De esta manera ayuda a los niños de bajos recursos que no han podido asistir a la escuela debido a la pandemia y no han podido recibir clases de manera digital, porque no tienen internet en sus hogares.

Toala ayuda a unos 40 niños del barrio Realidad de Dios, al norte de Guayaquil, donde son pocas las personas que cuentan con una conexión a internet. La joven aprovechó a instalar una escuela en el terreno más alto de la zona, donde los niños y adultos juegan al fútbol y bajo un gran árbol imparte las clases a los menores.

En una entrevista con Reuters, la joven dijo que “el Covid-19 ha causado también dificultades en la parte económica y especialmente en la educación”.

Continúan protestas contra Lenín Moreno en Ecuador

“Ellos se merecen una educación”, dijo Toala en referencia a los niños que todos los días asisten a las clases bajo el gran árbol donde la joven ha instalado bancas improvisadas para los niños, una pizarra, carteles didácticos y un letrero de bienvenida que dice “Aprender para Enseñar”.

Los padres de los menores han sabido apoyar la iniciativa, debido a la incertidumbre de cuando sus hijos volverán a los salones de clase. Desde marzo y debido a la pandemia, las escuela se vieron obligadas a cerrar sus puertas y a tratar de impartir clases en línea, y debido a las dificultades no todas lo pudieron hacer y muchos niños se han quedado sin recibir el pan del saber.

“Hay cosas que yo no entiendo y lo que es tecnología yo no entiendo. No hay Internet, no hay señal y mis hijos hubieran perdido el año (escolar) sino es por el árbol y la profesora”, dijo Gina Pérez, madre de cuatro niños que van a estudiar todas las tardes con Toala.