Joven con “manos de cangrejo” se gana la vida haciendo mandados

Nixón Fernández, conocido en su comunidad como el “manos de cangrejo” por la deformidad de sus manos, es un ejemplo de superación y anhelo de seguir adelante.

Originario de Trinidad, Santa Bárbara, muestra orgulloso sus manos, que lo hacen diferente a los demás.

Pero su peculiaridad no es la deformidad, si no su espíritu alegre, emprendedor y luchador para ayudar a su padre.

Nixón Fernández, se gana la vida haciendo mandados en la comunidad, vecinos que han visto su disposición y le ayudan económicamente.

Su meta es poder aportar más dinero a su hogar y n dejarle a su progenitor toda la carga.