Un camino tortuoso transita la palabra diálogo. La palabra “diálogo” se ha repetido tantas veces a lo largo de la historia política en America Latina que al final de cuentas se ha convertido en una forma para que los dictadores se mantengan en el poder y ganar legitimidad.

El señor Juan Orlando Hernández después de haber orquestado un fraude descarado junto al Tribunal Supremo Electoral, hizo un llamado a la Alianza de Oposición y a todos los sectores del país a un dialogo. De esta forma busca un respiro que le permita parar las continuas protestas y tomas en todo el país desatadas desde las elecciones que se celebraron el 26 de Noviembre. Pero es sabido que dialogar con “tramposos, mafiosos y autoritarios como lo es Hernández”, así lo describio el presentador de televisión Jaime Baily, generalmente, es perder el tiempo.

“El Tirano de Honduras” como lo llamo un articulo publicado en New York Times, se aferra al poder y la Alianza de Oposición exige reconocer la victoria de Salvador Nasralla, como la inquebrantable condición para sentarse.

Muchos analistas han considerado que no existe una verdadera intensión de dialogar, usando el término estratégicamente para bajar la presión popular que existe en este momento en Honduras. El Gobierno necesita dar una imagen de que algo está haciendo, ante los organismos internacionales que han optado por reconocer la dictadura de Juan Orlando Hernández.

Históricamente los gobiernos autoritarios recurren a llamar a un”dialogo” cuando se sienten desesperados y acorralados. Solo falta investigar un poco de la historia de Honduras, cuando en el Golpe De Estado del 2009, usaron el dialogo de la misma manera que lo están utilizando ahora, para ganar tiempo y salir del apuro.

El coordinador de La Alianza, Manuel Zelaya Rosales ha comunicado en entrevistas que no le hará el juego a la estrategia de Hernández, participando en el “dialogo” dirigido por el gobierno quienes tienen sumergida a Honduras en una profunda crisis, “Es como jugar un partido de futbol y que el árbitro (en este caso JOH) este respondiendo a los intereses de un equipo”, dijo Zelaya, a un canal de televisión.