Ciudad de Guatemala. Jimmy Morales, presidente de Guatemala, dio por terminado hoy el acuerdo entre el gobierno guatemalteco y las Naciones Unidas para el funcionamiento de la Comisión Internacional Contra la impunidad en Guatemala (Cicig).

Dicha decisión fue anunciada por la canciller guatemalteca, Sandra Jovel.

Después de reunirse con el António Guterres, secretario general de la ONU, Jovel manifestó que los funcionarios de las Naciones Unidas “deberán entregar sus capacidades a las instancias correspondientes” y abandonar el país.

Jovel expresó que dicha decisión fue tomada por el presidente, “de acuerdo con sus facultades exclusivas que le otorga la Constitución”, así como “ las facultades legales que le otorga el derecho internacional” por considerar que la ONU ha cometido una “violación grave del acuerdo”.

La canciller manifestó que “después de 16 meses de espera por una solución conciliatoria y con el objeto de restaurar las garantías de los derechos humanos y las garantías constitucionales del sistema de justicia guatemalteco y en un plazo de 24 horas de recibida la notificación que se le dijo al secretario general que el Gobierno da por terminado el acuerdo”.

Sandra Jovel, acusó a las Naciones Unidas de, “pasividad y falta de respuesta”.

La diplomática arribó a Nueva York sin dar anuncio, horas después de que la Corte de Constitucionalidad (CC), permitiese la entrada de Yilen Osorio, investigador de la CICIG.

El investigador permaneció más de 24 horas en el Aeropuerto Internacional La Aurora, de la capital guatemalteca, después de que las autoridades migratorias impidieran la entrada al país.