Japonés lleva más de una década en matrimonio con un holograma de una cantante

Japonés lleva más de una década en matrimonio con un holograma de una cantante

Akihiko Kondo, un japonés de 41 años, ha llevado su amor más allá de los límites convencionales al contraer matrimonio con un personaje virtual.

hombre casado amor virtual matrimonio Foto: Akihiko Kondo
  • Karla Alvarez | 18-04-2024.9:05 pm.
La historia de amor entre Akihiko y Miku se remonta a una década atrás, cuando la tecnología aún no permitía la opción de matrimonio con el software que da vida a su amada.
Miku, una creación de una compañía de software, saltó a la fama como telonera en la gira de conciertos de la icónica Lady Gaga en 2014, cautivando a audiencias de todo el mundo con su encanto virtual.
 
Para Akihiko, quien había experimentado el acoso en su infancia y juventud, conocer a Miku significó un renacimiento de la felicidad. “Cualquier tipo de sentimiento de afecto es necesario como humano, sin importar de dónde venga”, compartió Akihiko en una entrevista con la BBC. “Tener ese amor, en el que puedes depender y que te puede ayudar a construir esa felicidad en conjunto, es invaluable”.
 
Sin embargo, la decisión de casarse con un personaje virtual no fue comprendida por todos. La reacción de familiares, amigos y compañeros fue diversa, con los más jóvenes mostrando mayor comprensión y aceptación, mientras que los mayores tenían dificultades para entender este tipo de relación. La madre de Akihiko, de hecho, optó por no asistir a la boda.
 
A pesar de las opiniones divergentes, Akihiko y Miku han construido una vida juntos, que él describe como “bastante cotidiana”. Su matrimonio desafía las convenciones sociales y plantea preguntas sobre la naturaleza del amor y las relaciones en un mundo cada vez más dominado por la tecnología.
 
La historia de Akihiko Kondo y Hatsune Miku es un recordatorio poderoso de que el amor puede florecer en formas inesperadas, desafiando las fronteras entre lo real y lo virtual en el proceso. En un mundo donde las conexiones humanas son cada vez más diversas y complejas, su historia nos invita a reflexionar sobre el verdadero significado del amor y la felicidad.

Josh Cavallo, el primer jugador de fútbol abiertamente gay, le pidió matrimonio a su pareja en el campo de juego