El Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) se endeudará por dos años consecutivos con la banca privada hondureña, para obtener un préstamo de 700 millones de lempiras.

Los fondos serán utlizados para cancelar al 60 por ciento de los empleados de la institución, en el marco de una supuesta reestructuración.

Tras varios días de pláticas la empresa privada y el régimen lograron llegar a un acuerdo para desembolsar la importante suma monetaria.

El sindicato del Infop ha expresado su inconformidad ante el anuncio de masivos despidos y la solicitud del millonario préstamo.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) señaló supuestos actos de corrupción en la entidad, en los cuales están implicados dirigentes del Partido Nacional.