En un reciente pronóstico a largo plazo realizado por el banco británico Standard Chartered que se basa en las tasas de cambio de paridad de poder de compra y el PIB, determinó que India posiblemente se convierta en la segunda potencia económica mundial para el 2030 dejando a los Estados Unidos en el tercer lugar.

El PIB asiático presentará aproximadamente el 35% del PIB para el 2030 informaron los economistas. “Nuestras previsiones de crecimiento al largo plazo se sustenta en una clave principal que es la participación de los países en el PIB.”

David Mann economista que participa en el estudio, explica que eventualmente debería coincidir con la participación de la población mundial, dada la convergencia del PIB per-cápita entre las economías avanzadas y emergentes. Todo indica que, para los 2030 mercados emergentes actuales como Indonesia, Turquía. Brasil y Egipto se posicionarán dentro de los diez economías más importantes del mundo.

Se prevé que el “top 10” para el 2030 tendrá de líder a China y en segundo lugar India, seguido de Estados Unidos, Turquía, Brasil, Egipto, Rusia, Japón y Alemania. Para los bancos británicos esta clasificación se los países de debe al crecimiento de sus clases medias y su capacidad de consumo.