El Instituto de Conservación Forestal (ICF) confirmó que hasta la fecha 30,926 hectáreas de bosque han sido consumidas por los incendios forestales a nivel nacional.

Son 579 siniestros forestales que se han registrado hasta la fecha, dejando enormes daños ambientales.

El departamento con mayor afectación es Gracias, donde las llamas calcinaron 6,919 hectáreas.

En relación a los incendios forestales, el Distrito Central registra el mayor número con 22 en total.

Los daños ecológicos también se extienden a la contaminación que deja enfermedades, disparando los casos de bronquitis y neumonía.