Las autoridades del Instituto Hondureño del Café (Ihcafé), no han rendido cuentas ante el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) y la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), incumpliendo las leyes de rendición de cuentas.

Los productores de café iniciaron una jornada de protesta la semana anterior, exigiendo la rendición de cuentas y la revisión de las retenciones por él quintal que les hace el Ihcafé. También buscan la mayor inclusión de los productores en la toma de decisiones en la organización.

Los caficultores piden la readecuación de deudas, ya que el preacuerdo que se planteó por productores y el régimen, hasta el momento no ha sido firmado por el presidente del Ihcafe, Asterio Reyes y la directiva.

Ebal Díaz, coordinador de la Mesa del Café y secretario de la Presidencia del régimen, expuso que las leyes “que se crearon para los créditos, por ejemplo un préstamo a Taiwán y algunos desembolsos que el gobierno hace, la misma ley dice que le toca al Tribunal Superior de Cuentas o la Comisión Nacional de Bancos y Seguros auditarlos, y al parecer hasta la fecha no han realizado las auditorías correspondientes.”

En el decreto 297-2002 establece que por tratarse de fondos públicos,  el uso de los recursos del financiamiento a que se refiere el presente decreto están sujetos a la fiscalización por parte los organismos del Estado.

El Decreto 56-2007 dice que los miembros de TSC y CNBS,son los encargados de vigilar el buen uso y la transparencia del manejo de los recursos.

Hasta el momento los productores han suspendido la toma dando un plazo de 15 días en donde se tendrán que alcanzar acuerdos y de no ser así, retornan nuevamente a la jornada de protesta.