Tegucigalpa, Honduras. La Ley General de la Industria Eléctrica de Honduras contiene disposiciones para indemnizar a los hondureños que tengan problemas con sus aparatos eléctricos y otro por fallas de servicio de la Enee.

La justificación de la empresa estatal es que las fallas en la distribución se deben a problemas en las redes de transmisión, lo que muchas veces ocasiona severos daños a electrodomésticos y otros equipos, sin que los usuarios puedan presentar quejas por el servicio que reciben.

Cuando se produzcan fallas de larga duración ocasionadas por la generación, transmisión o la red de distribución y que no se deban a casos fortuitos o fuerza mayor, se indemnizará a los usuarios y a los consumidores calificados.

La normativa agrega que el plazo para el pago será establecido por la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree) de acuerdo con la metodología que se establezca en la norma técnica de calidad de la distribución.

El agente o agentes responsables de la falla que da lugar a la indemnización resarcirá al resto de los agentes los costos en que estos hayan incurrido dentro de los 30 días de ocurrida la falla.

“El usuario tiene derecho a presentar una queja a la Cree, en donde haga de su conocimiento dichas interrupciones y la deficiente calidad en el servicio. Para tal efecto, la Cree implementará los mecanismos que faciliten a los usuarios la presentación de sus quejas o inconformidades”, según se lee en el artículo 50 del reglamento.

Asimismo, el artículo 48 estipula que cuando la empresa distribuidora cometa un error en la lectura del medidor o en la emisión de la factura que muestre un consumo de energía mayor que el consumo real, el usuario lo hará del conocimiento de la empresa distribuidora, la cual debe corregirlo en la siguiente facturación.