La comunidad de hondureños en Barcelona, España, solicitan al régimen orlandista modificar el artículo 23 de la Constitución de la República para obtener la nacionalidad en el país iberoamericano.

La modificación está orientada para que los hijos de hondureños nacidos en España sean nacionalizados en ese país.

El artículo 23 de la Constitución cita que son hondureños por nacimiento: 

Los nacidos en el territorio nacional, con excepción de los hijos de los agentes diplomáticos. 

Los nacidos en el extranjero de padre o madre hondureños por nacimiento.

Los nacidos a bordo de embarcaciones o aeronaves de guerra hondureñas, y los nacidos en naves mercantes que se encuentren en aguas territoriales de Honduras. 

El infante de padres ignorados encontrado en el territorio de Honduras. 

Por su parte, la Ley de España dice que los hijos de los extranjeros serán primero del país de los padres siempre y cuando el país de los padres los reclame (Art.23 Constitución de Honduras), si el país de origen de los padres no los reclama automáticamente son españoles.