En primer lugar no nos vayan a pedir que les mandemos o colguemos fotos del supuesto ‘pack’ de la hondureña Onyce Flores, más conocida como ‘Campanita’.

De nuevo, miles de hondureños cayeron en compartir contenido que atenta contra la dignidad de las personas y la privacidad. Contenido que no deja nada relevante, más que satisfacer mentes morbosas. Inundaron los chats de whatsapp con las imágenes y videos en cuestión de segundos.

Mientras miles de hondureños pedían y circulaban el famoso ‘pack’, la dictadura de Juan Orlando Hernández atentó contra la libertad de expresión y allanó un medio de comunicación para capturar a un periodista. La captura de Romero, no llegó con la misma rapidez a los chats, como lo hicieron las imágenes y videos de ‘campanita’.

No nos entiendan mal, no es la defensa a David Romero. Como bien lo dijo el periodista estadounidense, Jeff Ernst, en su cuenta de Twitter: “David Romero es una persona de cuestionable moral y un periodista de cuestionable ética. No obstante, su captura representa una amenaza para todos periodistas y la libertad de expresión en el país. #Honduras”.

Los memes inundaron las redes, los tuits se hicieron tendencia sobre el tema de ‘campanita.’

Cada quien es dueño de compartir lo que a su parecer crea que es “importante”. Después no nos quejemos de la Honduras que tenemos.