Honduras. Dany José Rivas Pavón, un joven originario del municipio de Pespire, Choluteca, denunció a los medios de comunicación que agentes de la Policía Nacional hondureña lo detuvieron por atrapar a tres garrobos.

Rivas Pavón fue detenido por los policías tras agarrar a tres garrobos para alimentar a su familia, “mi familia estaba sin nada que comer, entonces yo salí a cazar unos garrobos para comerlos. Cuando salí a la calle que va hacia Choluteca venía la DPI y me agarraron, me mancharon mis papeles, ahora no puedo conseguir trabajo, me arrestaron por los tres garrobos, no teníamos que comer en la casa”.

“Ahora me dedico a jalar bultos en el ‘mayoreo’, pero eso no me ajusta ni para comer solo los 40 lempiras para el pasaje”, dijo el joven.

El hombre estuvo detenido más de 24 horas en una posta policial y denunció que uno de los policías lo dejo salir bajo la condición de que pagara 700 lempiras.

Rivas asegura que el no se quedo con los garrobos, “yo no me comí los garrobos. La policía estaba riéndose de mí y les pregunte si iban a liberar a los garrobos. Ellos se burlaron y me dijeron: ¡vos vas preso y nosotros nos comemos los garrobos!”, lamentó el muchacho.

Según el artículo 171 de la Ley Forestal se establece una pena hasta por tres años de reclusión para las personas que atenten contra la fauna del país.