Las falencias del sector Salud en Honduras no solo se reflejan en el bajo presupuesto que el régimen aprueba, sino en la falta de personal contratado para brindar un servicio de calidad.

Investigaciones de diario El Heraldo revelan un déficit de enfermeras en el país, con una media de 2.2 por cada diez mil habitantes.

Lo anterior, significa que cada enfermera debe atender a 4,545 pacientes, mientras que a nivel internacional cada profesional  deba atender a 709 enfermos.

En relación a los médicos la media es menor, cada galeno atiende 125 pacientes más de lo que se determina a nivel internacional.

Las cifras fueron dadas a conocer en el marco de varias acciones de protesta por parte de lo médicos en contra de la privatización de la salud pública.