A criterio de Julián Pacheco, ministro de Seguridad, Honduras alcanzará los niveles de seguridad como un país desarrollado.

Con un informe revelado por el propio Pacheco, asegura que Honduras cerró el 2018 con menos de 40 muertes por cada 100 mil habitantes y que la tendencia a la baja puede ser hasta de siente puntos.

“No vamos a volver a estar en el listado de las 50 ciudades más violentas del mundo. Esa es nuestra tarea”, indicó el funcionario.

Pacheco adelantó que el trabajo ahora se enfocará en atacar otras aristas de violencia como las riña, vendettas, problemas familiares y en los que entra en juego el aspecto cultural.

En lo que va del 2019, Honduras ya registra dos masacres. El 1 de enero asesinaron a tres personas en Puerto Cortés y la otra masacre se dio lugar en una aldea de Yoro.