Médicos y enfermeras de 19 hospitales del país decidieron suspender las atenciones a los pacientes para mantener las acciones de protesta en contra de la privatización de la salud y educación.

Los mecanismos de presión en contra del régimen luego que se aprobaran dos dictámenes de la Ley que busca una reestructuración en ambos sectores.

El paro nacional, como se le denominó a la jornada de protestas, inició la tarde del jueves en los bajos del Congreso Nacional.

A la jornada se sumaron alumnos y ciudadanos, quienes participaron en tomas y en la marcha de Los Indignados.

El viernes la Asociación Hondureña de Médicos Residentes (Asohmer) anunció que se unirán a las acciones de protesta.