Honduras: “Se percibe el hedor de la muerte”

Honduras: “Se percibe el hedor de la muerte”

Fotografías de New York Time
  • notibomba | 02-08-2019.4:12 pm.

Las pandillas continúan dominando y sembrando terror en Honduras, así lo confirma un trabajo periodístico del New York Time elaborado por profesional Sonia Nazario.

La comunicadora expuso su vida al adentrarse en el mundo de la extorsión, acompañando a uno de los motoristas a entregar el impuesto de guerra.

Investigaciones revelan que del 2010 a la fecha 1,500 transportistas han sido asesinados por no cumplirle a las pandillas.

Se estima que son 23 millones de dólares anuales los que reciben las distintas bandas delictivas por el cobro de extorsión.

Nazario, se escondió en un vehículo para presenciar la entrega de 16 mil lempiras en un autobanco de la colonia Las Pavas.

“Yo me agacho en la parte de atrás, enciendo mi teléfono para captar todo en video, lo presiono contra la ventana polarizada del coche y rezo por que nadie me vea”, relata la periodista en el trabajo investigativo.

De acuerdo con la New York Time, algunos transportistas pagan 120 dólares anuales a tres distintas pandillas.

A pesar de las denuncias y la entrega de pruebas la policía continúa sin disminuir las extorsiones que dejan decenas de muertos y el cierre de negocios.

Para los afectados el gobierno está implicado en los cobros y hasta son beneficiados, denuncia que es calificada como un extremo por autoridades de seguridad.

La extorsión no solo cobra la vida de los transportistas, dueños de negocios como pulperías han sido asesinados en la nación por no cumplir con el pago.

“Cristino Arias y sus tres hijos fueron taxistas en la Nueva Suyapa en 2005, en 2011 los impuestos subieron él no tenía para pagarles y tres hombres con caretas negras y armas enormes fueron por su hijo de 30 años el 4 de octubre y lo mataron”, es el relato de una de las víctimas de la violencia en Honduras.

“Se percibe el hedor de la muerte. Se siente el espíritu de la muerte”, dijo una fémina que perdió a su hermano que era despachador de mototaxis.