Honduras: Primeros estudios sobre caso de joven enfermera descartan suicidio

Honduras: Primeros estudios sobre caso de joven enfermera descartan suicidio

Entre las pruebas que realizan los médicos forenses destacan el levantamiento facial para buscar lesiones causadas por asfixia por obstrucción.

joven enfermera descartan suicidio Imágenes cortesía, vía redes sociales.
  • Jacqueline Alvarenga | 09-02-2021.3:10 pm.

Resultados a priori de los estudios realizados al cuerpo de la joven enfermera, Keyla Martínez, revelan que se trataría de un homicidio y no un suicidio como dejó entrever la Policía Nacional.

La información fue dada a conocer en el diario local El Heraldo, detallando que ‘debido al aspecto y tono de las lesiones encontradas en el cuerpo de la joven todo indica que su muerte fue homicida’.

Según el medio escrito y digital, datos de la autopsia que se filtraron dejan aún mayores preguntas sobre el fallecimiento de la joven enfermera en una celda de la estación número 10 en La Esperanza.

A los datos obtenidos de manera extraoficial sobre las marcas o lesiones en el cuerpo de Martínez se agregan inconsistencias en las declaraciones de los agentes implicados, quienes fueron relevados de sus cargos.

‘Cuando ella se encuentra en la celda todavía está con signos vitales y es trasladada al hospital, posteriormente ella fallece en el hospital de Intibucá’, dijo el subcomisionado Melvin Alvarenga basándose en el informe de los uniformados que trasladaron a la joven al hospital.

La versión policial fue desmentida por el personal médico de turno, quien reveló que la joven enfermera al ingresar al centro asistencial no presentaba signos vitales, lo que significa que estaba muerta.

Aunque hasta el momento el dictamen forense no ha sido revelado y el caso se vive en total hermetismo, los datos de lesiones en el cuerpo de la joven desmienten que se trató de un suicidio.

Entre las pruebas que realizan los médicos forenses destacan el levantamiento facial para buscar lesiones causadas por asfixia por obstrucción.

Se detalló que a la joven enfermera también se le realizará un hisopado vaginal para confirmar o descartar si hubo violación y análisis toxicológicos para confirmar si andaba en un gran estado de ebriedad.

Mientras la población exige justicia y se realizan las pruebas, autoridades decidieron relevar a los uniformados de turno la noche que la joven murió en las celdas de la estación policial.