Un contingente de mil soldados de Israel llegarían a Honduras, luego que se suscribiera un tratado militar multilateral entre ambas naciones y los Estados Unidos (EEUU), según investigación de El Heraldo.

Investigaciones del periódico revelan que la aprobación del arribo de los uniformados está bajo negociación en el Congreso Nacional.

Entre las funciones de los soldados israelíes está la capacitación de elementos de las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA) y la Policía Nacional en temas como protección de fronteras.

Lo anterior por las masivas caravanas de hondureños que huyen de la pobreza e inseguridad provocada por el modelo neoliberal implementado por el régimen.

Los soldados israelíes se albergarían en la base aérea José Enrique Soto Cano, conocida como Palmerola, ubicada en Comayagua.

De aprobarse la llegada del contingente militar, Honduras permitiría por segunda vez que fuerzas extranjeras realicen trabajo en la nación.

EEUU, cuenta con una base militar, instalada desde 1981 cuando fue activada por al administración estadounidense de Ronald Reagan.