Honduras: Médicos “mendigan” para comprar una carpa por la corrupción

Honduras: Médicos “mendigan” para comprar una carpa por la corrupción

Con los fondos recaudados los galenos comprarán una carpa para atender  a pacientes con sospechas de Covid-19.

carpas instaladas para atender a pacientes Imagen cortesía
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 15-06-2020.5:22 pm.

Los médicos hondureños se han dado a la tarea de hacer una colecta para comprar una carpa y atender a los pacientes con Covid-19, a pesar del millonario fondo aprobado por el gobierno.

Son más de mil millones de lempiras que el régimen de Juan Orlando Hernández cuenta para luchar contra el contagio, mientras los hospitales continúan desabastecidos.

La crisis en Honduras se ha intensificado, médicos del Hospital Escuela, principal centro asistencial del país, iniciaron una colecta para la compra de una carpa.

“Ayer cuando vimos que habían 36 pacientes en la carpa y mirábamos más personas, los compañeros hicieron una colecta de 500 lempiras de una carpa fuerte”, dijo el doctor Dennis Chirinos.

Detalló que la idea es resguardar a los pacientes mientras son trasladados a otros hospitales o ingresados a la institución.

El reconocido doctor dijo que si los hondureños de buen corazón que tengan la facilidad de contribuir lo hagan perdiendo la esperanza que sea el gobierno que facilite los insumos.

Médicos hondureños atienden el precaria condición.
“Ayer cuando vimos que habían 36 pacientes en la carpa y mirábamos más personas, los compañeros hicieron una colecta de 500 lempiras de una carpa fuerte”, dijo el doctor Dennis Chirinos.

Cuestionó fuertemente que como médicos en Honduras se vean en la necesidad de solicitar ayuda cuando el gobierno cuenta con millonarios fondos.

Desde que se confirmaron los primeros casos de Covid- en Honduras, los médicos han exigido insumos y vestimentas de bioseguridad.

A más de tres meses y con los millonarios fondos se desconoce a dónde está el dinero y las víctimas continúan sumando.

Honduras registra 312 muertes, de los cuales dos son personal de salud, entre ellos un  microbiólogo, empleado del Hospital Escuela.

Durante la crisis se han revelado varios actos de corrupción que han continúan en la impunidad.