Tegucigalpa.- Según el informe “Infancias Robads” de 2017 de Save the Children, Honduras se ubica en el primer lugar de los países con la tasa más alta de homicidio infantil.

Este informe lo dio a conocer el medio internacional sudamericano InSight Crime.

Según declara este sitio, esta organización no gubernamental internacional, dice que los diez países con las mayores tasas de homicidio infantil, se sitúan en Latinoamérica y el Caribe.

 En ese orden, este estudio asegura que Honduras fue el país más violento para los menores de 19 años en la región; con una tasa de homicidios de más de 30 niños por 100.000 habitantes; esto, casi diez veces por encima del promedio global.

El informe se denomina  “Infancias Robads” de 2017 de Save the Children.

Por su parte, Venezuela, El Salvador y Colombia tuvieron cada uno, tasas de infanticidios de más de 20 por 100.000 habitantes; mientras que en Brasil, Guatemala, Trinidad y Tobago, República Dominicana, Panamá y Belice se registraron tasas superiores a los 10 menores por 100.000 habitantes.

A continuación el listado que lidera Honduras sobre este tema: 

Entre los cuatro más violentos del mundo

Recientemente, esta misma institución, dio a conocer que los países latinoamericanos. Esto, tales como: Honduras, Venezuela, El Salvador y Colombia, tienen las tasas de homicidio infantil más altas del mundo; esto,  como consecuencia, del aumento de los niveles de violencia.

Entre los demás países más peligrosos para los niños están Brasil, Guatemala y Trinidad y Tobago; esto,  según el informe “En Deuda con la Niñez”, publicado por la organización Save the Children.

La ONG destaca que Colombia es el país donde más se violentan los derechos de los niños; y donde la tasa de embarazos infantiles es alarmante.

En América Latina, donde hay al menos 7 millones de niños desplazados. Mientras tanto, en el Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Honduras y Guatemala) presenta una situación de similares características con el Oriente Medio; “aunque no esté en guerra”, lo cual es alarmante, de acuerdo al documento.