Honduras: Indignación y misterio rodea muerte de universitaria en custodia de la policía

Honduras: Indignación y misterio rodea muerte de universitaria en custodia de la policía

Hasta el momento autoridades de la Policía Nacional se han limitado a girar instrucciones para que se investigue a profundidad el caso, mientras la población se suma a las exigencias de justicia.

en custodia, Keila Martínez Fotografía en vida de Keila Martínez, cuya muerte está rodeada de misterio e indignación. / Imagen cortesía, vía Redes Sociales.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 08-02-2021.11:59 am.

La muerte de una joven universitaria en custodia de la Policía Nacional de Intibucá ha generado indignación luego que salieran a la luz pública datos que ponen en duda la versión oficial emitida comunicada por la Secretaría de Seguridad por medio de un comunicado.

El caso de la pasante de enfermería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) está rodeado de misterio y dejan cabos sueltos que nuevamente dejan en mal al sistema de seguridad de la nación centroamericana, involucrando a agentes en actos de corrupción y esta vez en un asesinato.

Según el documento emitido por la Policía, Keyla Martínez fue detenida el sábado 6 de febrero a las 11:40 de la noche supuestamente por escándalo público en estado de ebriedad e irrespetar el toque de queda decretado en el sector para evitar la propagación del coronavirus.

‘Horas después, durante la ronda de supervisión en las celdas, los agentes la descubrieron intentando quitarse la vida mediante asfixia por suspensión, por lo que de inmediato fue trasladada al Hospital Enrique Aguilar Cerrato, donde falleció’, cita el comunicado policial sobre la muerte de la universitaria en custodia de sus agentes en Intibucá.

Mientras la policía asegura que la joven universitaria murió en el centro asistencial público de Intibucá el dictamen médico desmiente esta versión y confirma la joven al ser trasladada no presentaba signos de vida.

Por su parte, familiares han desmentido que Keyla Martínez estuviera bajo los efectos del alcohol como lo quieren hacer ver las autoridades policiales para generar un estigma en la población.  ‘Hasta el sábado a las 9:00 de la noche estaba sobria, lo sé porque la acompaña de una de mis hijas. Estaba en una cena con sus amigas’, testificó a los medios de comunicación una de sus tías.

Su hermana, quien se encuentra en Tegucigalpa, denunció directamente al agente policial Melvin Alvarenga, catalogándolo de sinvergüenza y de encubridor de los policías que habrían participado en el fallecimiento de la universitaria en custodia policial.

‘A ese Alvarenga le digo que es un sinvergüenza, una maldito que está encubriendo a los asesinos de mi hermana, porque se puso nervioso cuando le dije que los iba a denunciar’, indicó la adolorida pariente.

Exigió que el crimen de su hermana sea esclarecido lo antes posible y se dé con el paradero de los responsables que le cegaron la vida a una joven llena de sueños y esperanzas.

‘El Estado tiene la culpa por contratar gente inútil, inepta y negligente. La seguridad humana no puede estar a cargo de unos asesinos’, dijo con notoria angustia la hermana de la universitaria que fallecido cuando estaba en custodia de la policía.

Hasta el momento autoridades de la Policía Nacional se ha limitado a girar instrucciones para que se investigue a profundidad el caso, mientras la población se suma a las exigencias de justicia.