El nuevo informe de “Estrategia Internacional de Control de Narcóticos 2019″ elaborado por el Departamento de Estados de los Estados Unidos, incluye a Honduras en la lista negra de la droga. 

Honduras se encuentra en los principales países de productores de drogas ilícitas y principales países de tránsito de drogas. Se encuentra en la lista de los países como fuentes principales de precursores o productos químicos esenciales utilizados en la producción de narcóticos ilícitos. De igual manera, Honduras está incluido en la lista de países de lavado de dinero.

El reporte es elaborado anualmente y llegó al congreso estadounidense en septiembre del 2018 y publicado en el mes de marzo 2019.

Se entiende como un país principal productores de drogas ilícitas y de tránsito de drogas:

Un importante país productor de drogas ilícitas es uno en el que:
(A) 1.000 hectáreas o más de adormidera ilícita se cultiva o se cosecha durante un año;
(B) 1.000 hectáreas o más de coca ilícita se cultivan o cosechan durante un año; o
(C) 5.000 hectáreas o más de cannabis ilícito se cultivan o se cosechan durante un año, a menos que

Un importante país de tránsito de drogas es uno:

(A) que es una fuente directa significativa de narcóticos ilícitos o psicotrópicos u otras sustancias controladas
sustancias que afectan significativamente a los Estados Unidos; o
(B) a través de los cuales se transportan dichos medicamentos o sustancias.

HONDURAS EN LA LISTA NEGRA

El informe es claro cuando habla de Honduras. Resalta que “mientras las incautaciones (de droga) de las autoridades hondureñas en su dominio territorial y marítimo se ha reducido, no hay información concreta para sugerir que el volumen total de drogas ilícitas que se trafican a través de Honduras ha disminuido.”

Durante los primeros nueve meses de 2018, hubo un aumento de tres veces en la incautación de cocaína en tránsito en Honduras, según datos del gobierno de los Estados Unidos, incautados en su mayoría por autoridades no hondureñas en territorios fuera de Honduras, revela el informe del Departamento de Estado.

En contraste con esta evaluación, en septiembre, el Ministerio de Defensa de Honduras afirmó que logró una reducción del 50 por ciento en el volumen de drogas que transitan en Honduras, y destruyó casi 50 pistas de aterrizaje clandestinas. El gobierno de los Estados Unidos todavía está trabajando para corroborar esta información.

El ejército controla las instalaciones de escuchas telefónicas y el acceso a los resultados de las escuchas telefónicas para el derecho civil. La aplicación sigue siendo inadecuada, lo que resulta en una pérdida significativa de inteligencia procesable para
interdicciones que podrían ocurrir en tierra. El gobierno de los Estados Unidos está trabajando con el Ministerio de Seguridad para obtener acceso adicional a las instalaciones de escuchas telefónicas para ayudar en el desarrollo de inteligencia para entidades de control de drogas.

El informe resalta que “el gobierno hondureño actualmente no tienen la capacidad de rastrear todos los vuelos sospechosos de tráfico de drogas dentro o fuera de pistas de aterrizaje clandestinas sin apoyo exterior.”

En su conclusión, el Departamento de Estado dice que “trabajan en estrecha colaboración con las autoridades hondureñas para mejorar la capacidad para brindar seguridad y justicia a sus ciudadanos y combatir el narcotráfico.”

Asegura que en 2018, Honduras avanzó en mejorar la capacidad investigativa y la interoperabilidad de las fuerzas de seguridad para luchar contra las organizaciones criminales, pero no pudo traducir estas mejoras a interrupciones notables en las organizaciones de narcotraficantes.

Los recursos inadecuados y la incapacidad de interceptar los frecuentes y pequeños envíos de drogas ilícitas a través de Honduras, siguen siendo reto difíciles retos.

El Gobierno de Honduras deberá continuar su camino para reformar sus instituciones, acelerar los procesos judiciales y proporcionar recursos adecuados a su sector de operadores de justicia para lograr un mayor éxito contra las organizaciones narcotraficantes.

Puedes consultar el informe completo aquí