Honduras empeoró su posición en el Índice de Paz Global según el último informe publicado por el Institute for economic and Peace. La puntuación y el puesto que obtuvo Honduras lo considera un país peligroso.

Cabe destacar que en días recientes Juan Orlando Hernández expresó que se “ha recuperado la paz y reducido la criminalidad en un 50%”. La publicación del informe lo deja mal parado, ya que según las estadísticas, Honduras empeoró su posición.

En el 2017 estaba en el puesto 106 con una puntuación de 2185 puntos. (Ver Gráfica).

En el 2018 obtiene 2,282 puntos, ubicándolo en el puesto 118 en el Índice de Paz Global (Global Peace Index), con lo que empeora su puntuación respecto al informe de 2017. (Ver gráfica)

AMÉRICA CENTRAL Y EL CARIBE

El mayor desafío para la paz en Centroamérica y el Caribe es el crimen y la corrupción.

Durante los últimos ocho años, la región ha tenido las peores puntuaciones en el índice de homicidios, delitos violentos y percepciones de criminalidad. A pesar de estos desafíos, sigue siendo la cuarta región más pacífica del mundo.

En América Central, hay un gradiente de paz que va desde los más pacíficos: Costa Rica y Panamá, en el sur, hasta los menos pacíficos, México y Honduras, más al norte.

Las amenazas a la paz están profundamente arraigadas. Los problemas centrales de la región son el crimen organizado, desde el narcotráfico transnacional en México y partes del Caribe hasta las pandillas callejeras depredadoras en países como Nicaragua, Honduras y Jamaica que han logrado corromper las fuerzas del orden público y el cuerpo político.

Ningún país de la región ha mejorado su puntaje en las percepciones de criminalidad en los últimos 10 años, y solo tres países -Costa Rica, Haití y Trinidad y Tobago- han logrado mejorar sus puntajes de delitos violentos.

Sin embargo, hubo algunas mejoras el año pasado. El puntaje general de la región en delitos violentos mejoró debido a las caídas en Trinidad y Tobago. De manera similar, hubo mejoras en los puntajes regionales en los conflictos internos y externos, lo que subraya que los problemas de la región no se relacionan principalmente con tensiones políticas o conflictos internacionales.

Los países con los mayores deterioros fueron Costa Rica y Honduras. Costa Rica sigue siendo el país más pacífico de la región, pero los aumentos en la tasa de encarcelamiento y el puntaje político de terror reflejan las divisiones que han surgido desde el final de la política bipartidista hace cuatro años, lo que ha provocado que caiga seis lugares en el ranking mundial.

Honduras tuvo el mayor deterioro en la región, arrastrado por un deterioro significativo en sus puntajes de inestabilidad política, impacto del terrorismo y escala política de terror. Las denuncias de fraude en torno a las elecciones del pasado noviembre provocaron protestas en las que murieron más de 30 personas y se agravaron las divisiones en un país que ya estaba luchando contra las pandillas locales y el tráfico de drogas.

Este indicador mide el nivel de paz y la ausencia de violencia en un país. Además de la evolución de la puntuación, es fundamental la evolución que tenga el país en el ranking que lo compara con el resto de los países.

En la siguiente tabla mostramos la evolución de la posición de Honduras en el Índice de Paz Global. Puedes ver un listado con la clasificación de todos los países clicando en Ranking de países por Índice de Paz Global: Click aquí