Un estudio realizado por la prestigiosa revista The Lancet médica británica, Honduras es el segundo país de América Latina con la mayor tasa de muertes a causa de la mala alimentación.

Los alimentos que ingieren la población hondureña está contribuyendo a la muerte temprana de unos 11 millones de personas al año.

Carga Global de las Enfermedades encontró en sus investigaciones que la mala dieta de la ciudadanía mata más que el tabaco, resultados enlazados a una de cada cinco muertes de todo el mundo.

La región se distingue también por el consumo excesivo de carne roja en Sudamérica entre Argentina, Chile, Paraguay y Brasil, grasas trans como México, Colombia y Venezuela.

Honduras se encuentra en la posición con 271,1 entre los peores ubicados a la par de Haití que ocupa el primer lugar con la posición 425,3 a nivel mundial.