El empresario Roberto Contreras, realizó hace unos momentos una peculiar protesta contra los altos costos de energía eléctrica.

El empresario se fue a la calle a protestar portando un rótulo contra la EEH y esposado, en señal que ya no aguanta los trancazos a la energía que ejecuta el régimen de JOH.

Contreras, propietario del restaurante “Power Chicken”, se puso las chachas, y dijo que lo tienen sentenciado a “cadena perpetua” con los altos costos de energía.

cortesía

Explicó que en una finca de su propiedad, tiene una pequeña bomba de riego y que de enero a abril la factura de la energía se le ha incrementado en un 200%.

“Estoy practimante cerrando la finca donde generaba 32 empleos directos y 25 de ellos me han dicho que se van en caravana a Estados Unidos”, expresó indignado Roberto Contreras.

Aquí el video: